Iluminación

La luz es imprescindible en los interiores, tanto de día como de noche. Realza colores y formas de los muebles y otros objetos, lo que la sitúa como una parte importante de la decoración. Un cambio en la iluminación puede cambiar la apariencia general de cualquier habitación.

Hay distintos tipos de iluminación interior

Principal: es la luz ilumina todo un ambiente, y que permite hacer las acciones básicas ante la ausencia de luz natural. Siempre se ubica a mayor altura y permite una iluminación homogénea libre de sombras.

Puntual: se utiliza para iluminar un sector en especial, en donde se realiza un actividad específica, como por ejemplo un rincón de lectura o la mesa de cocina

Ambiente: Ilumina sectores oscuros o crea una atmósfera, como puede ser una luz tenue para ver la televisión. En este caso es importante el diseño de la lámpara y el color e intensidad de luz que emite, no debe ser excesiva.

Decorativa: como podría ser destacar un cuadro o la arquitectura de la habitación.

La iluminación es una parte importante de la decoración. Por lo que la elección de las lámparas contribuye en gran medida a la imagen y a la ambientación.